Tarta de Queso Helada

Tarta de Queso Helada

Esta tarta helada es ideal para conmemorar el día de los enamorados o para cualquier otra ocasión a la que queramos dar un toque romántico y especial. Requiere muy poco tiempo de preparación y es tan fácil que ni siquiera necesita ser horneada: a la nevera y listo. Y el resultado es espectacular. 

Hasta ahora parecía que elaborar flores era una tarea muy difícil que solo los profesionales de la pastelería podían conseguir, pero utilizando este molde multifuncional es algo realmente muy sencillo. Aparte de crear rosas tridimensionales en fondant, podemos usarlo para hacer cubitos de hielo, galletas, etc.

Ingredientes

                  Para la tarta:

125 g de crema de queso

110 g crema agria

25 g de leche

6 g de gelatina en polvo

35 g de azúcar

60 g de galletas Digestive

24 g de mantequilla

Colorante rosa

1 cucharadita de ron

                  Para las rosas decorativas:

50 g de crema de queso

10 g de crema agria

15 g de mermelada de moras

5 g de leche

1 g de gelatina en polvo

 

Elaboración de la tarta

1. Chafar las galletas y mezclarlas con la mantequilla derretida. Colocar la mezcla en el fondo de un molde con forma de corazón, presionando bien con una cuchara para que quede bien cubierto de manera uniforme. Poner el molde a enfriar en la nevera. 

2. Cortar la crema de queso en dados y ponerlos en el microondas durante 20 seg en modo de  descongelación hasta que se deshagan. Añadir el azúcar y batirlo todo. Añadir la crema agria y el ron y mezclar bien. Calentar la leche y mezclarla con la gelatina en polvo, y añadirla a la pasta.

3. Añadir un poco de colorante rosa a la pasta.

4. Verter la pasta en el molde que hemos enfriado previamente y colocarlo de nuevo en la nevera un mínimo de 4 h. Para desmoldar la tarta es posible calentar un poco el fondo del molde con un secador de pelo.

Elaboración de las rosas decorativas

1. Deshacer la crema de queso y mezclarla con la crema agria y la mermelada de moras hasta formar una pasta uniforme.

2. Calentar la leche y mezclarla con la gelatina en polvo, y añadirla a la pasta.

3. Colocar la pasta en una manga pastelera y rellenar el molde de rosas, retirando el sobrante con una espátula.

4. Colocar el molde en la nevera hasta que la pasta se endurezca y sea posible desmoldar las flores.

 

Sugerencias

Puedes utilizar esta receta en cualquier molde desmontable, adaptando las cantidades a su capacidad, y sustituir la mermelada de moras por otra que te guste.

 

 Puede encontrar este molde de silicona para flores AQUÍ y otro molde de acero inoxidable AQUí.

 

Publicaciones Relacionadas:

Categorías

¡Lo más vendido!

Información

Novedades